logo

1. Cuando el ser humano atraviesa por un proceso infeccioso, el organismo libera anticuerpos específicos para combatir la infección, por ejemplo, una gripa o fiebre tifoidea. Estos anticuerpos son conocidos como inmunoglobulina IgM (IgM) e inmunoglobulina IgG (IgG); típicamente el anticuerpo IgM es liberado en primera instancia para “conocer” a qué enfermedad se enfrenta y posteriormente se libera el anticuerpo IgG para continuar la batalla, una vez que pasa la enfermedad, el anticuerpo IgG permanece en el organismo como memoria inmunológica para contrarrestar futuras infecciones.


2. Las pruebas serológicas para detectar la enfermedad COVID19 causada por el virus SARS-CoV-2, buscan la presencia en la sangre de anticuerpos IgM e IgG específicos para esta enfermedad. En México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) aprobó el 18 de mayo de 2020 la utilización de estas pruebas para coadyuvar en la atención de la emergencia sanitaria .


3. En el caso del COVID19, una vez que el virus entró al organismo, transcurre un periodo de 2 semanas para que se presenten los síntomas, posterior a esto pasa 1 semana más para que el organismo comience a liberar los anticuerpos IgM e IgG. Es decir, deben transcurrir 3 semanas para que los anticuerpos puedan ser detectados desde que se tuvo contacto con el virus, independientemente si la persona presenta síntomas o permanece asintomática.


4. Los resultados de estas pruebas se obtienen en 30 minutos y permiten saber si una persona en el momento de la prueba tiene la enfermedad con la presencia de anticuerpos IgM o la presencia de anticuerpos IgM e IgG de manera simultánea; o bien si una persona ya tuvo la enfermedad con la presencia de anticuerpos IgG.


5. Las pruebas serológicas son especialmente útiles para estudiar poblaciones asintomáticas en zonas de alto riesgo de contagio como las grandes ciudades y zonas conurbadas, pues permiten identificar población con inmunidad positiva y posibles brotes de contagio para establecer cercos sanitarios de manera oportuna.


6. El SARS-CoV-2 es un virus nuevo y la información que se conoce al respecto de la enfermedad COVID19 está en constante actualización. Hasta el momento no se puede decir con seguridad cuanto tiempo dura la inmunidad cuando el organismo ha desarrollado anticuerpos IgG después de haber estado infectado o si la persona es susceptible de volver a desarrollar la enfermedad.


7. Las consideraciones recomendadas para realizar las pruebas serán dependiendo de las siguientes situaciones: a. Si ha tenido síntomas relacionados con la enfermedad, esperar 1 semana; b. Si ha estado en contacto con una persona o personas contagiadas con COVID19, esperar 3 semanas; c. Si se ha realizado una prueba de PCR previamente con resultado positivo, esperar 4 semanas.


8. Cualquier resultado positivo de la prueba de anticuerpos IgM - IgG debe ser revisada por el profesional de la salud para que el paciente sea evaluado y se obtenga un diagnóstico apropiado mediante la prueba de PCR.


Comunicado COFEPRIS sobre pruebas serológicas. https://www.gob.mx/cofepris/acciones-y-programas/comunicado-relativo-a-pruebas-serologicas-para-sars-cov2-covid-19 Resumen de recomendaciones sobre pruebas de anticuerpos para profesionales. Actualización del 28 de mayo de 2020. Centers for Disease Control and Prevention. EUA. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/lab/resources/antibody-tests-professional.html Uso de pruebas de anticuerpos para COVID-19. Actualización del 28 de mayo de 2020. Centers for Disease Control and Prevention. EUA. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/lab/resources/antibody-tests.html